MEDITAR EN EL DIA A DIA

En los últimos años la meditación ha pasado de ser una moda a formar parte del vocabulario habitual, las prácticas de meditación y sus derivados (Mindfulness, visualización, etc) se han introducido en las empresas, los colegios, las redes sociales tanto como las ensaladas de quinoa y brotes o las esterillas de caucho reciclado.
 
Modas y sarcasmo a parte, la meditación es un práctica excelente para mantener un buen equilibrio emocional y fortalecer la mente en sus distintas facetas, una práctica meditativa constante nos ayuda a conocernos en profundidad y a desarrollar la capacidad de observarnos a nosotros mismos desde la calma, minimizando la reactividad y ayudándonos a gestionar nuestras emociones de forma mas ecuánime y calmada.
 
Tenemos que entender que las técnicas de meditación son solo eso, técnicas que nos ayudan a entrenar la mente para poder observar sin interferencias nuestros procesos mentales. Pero el objetivo último de este entrenamiento es poder mantener ese estado de observación y consciencia día a día , en cada momento de nuestra vida.
 
La mente es la herramienta que usamos para esta observación y a la vez es el objeto de observación, lo cual hace que a veces el  proceso sea confuso y genere dudas. Por ello el Yoga propone un camino claro y progresivo para poder afrontar este «entrenamiento» . La práctica de ciertos preceptos hacia ti y hacia los demás ( compasión, contento, no agresión, etc), las posturas de Yoga que ayudan a centrar la mente y fortalecer el cuerpo y la voluntad, la respiración como purificador de las emociones y la capacidad de observarnos y sentirnos internamente, son los primeros pasos para poder sentarnos a meditar.
 
Una vez establecidos en la comodidad de una postura, comienza el proceso de dirigir la mente hacia un objeto de atención y aquí el Yoga nos ofrece una gran variedad: una imagen, un sonido (Mantras), observar tu propia respiración… Se trata de entrenar a la mente para poder permanecer atenta y concentrada y dejar que los pensamientos descontrolados que inundan la cabeza queden en un segundo plano. Si nos entrenamos con perseverancia en esta fase, empezaremos a ver que cada vez cuesta menos esfuerzo y la mente  dirige la atención cada vez mas claramente, cada vez mas dueña de si misma puede «apartar» aquellos pensamientos que parlotean sin cesar y encontrar un espacio de calma. 
 
La meditación es un proceso y como tal debe ser disfrutado, cada experiencia que nos proporciona, es una posibilidad de aprender y entender como funciona nuestra mente. 
A veces nos cuesta y a veces todo fluye, pero todas las experiencias forman parte del proceso de aprendizaje y conocimiento que te propone la meditación.
 

Como decía al principio hay muchas técnicas, te recomiendo que investigues hasta encontrar la que mas te ayude en cada momento.

 
 

1er Encuentro de Meditación| Antah Karana

Durante el fin de semana del 17 y 18 de Abril, Dhara reúne online a tres maestras y un maestro en el arte de la meditación, el pranayama y la psicología. Los participantes podrán disfrutar de las grabaciones de cada taller durante 1 semana.

Más información
MEDITAR EN EL DIA A DIA